Cine para llevar | El cine de Rubén Blades

Ruben Blades

Sobre The Last Fight (1983) el primer largometraje donde participó, Rubén Blades dijo lo siguiente: «no es una película en la que puedo decir demostré grandes condiciones como actor. Fue mi primera película, mi primera experiencia y por eso la recuerdo con afecto, pero son ese tipo de cosas que si pudieras las borrarías,» afirmó hace unos años en su canal oficial de YouTube.

Para el momento de hacer esa cinta Rubén Blades no era actor, pero según refiere en diversas entrevistas, heredó de su madre, quién fue  actriz, las condiciones artísticas y la curiosidad que lo llevó a desear desenvolverse en diversos ámbitos del arte. 

Jerry Masucci, uno de los fundadores del sello Fania, contrató a Fred Williamson para dirigir esta película sobre boxeo que pretendía ser la plataforma que llevaría a su empresa discográfica directo a Hollywood. La cinta tiene un guion débil por lo que no contó con el respaldo esperado del público. Sin embargo, esta experiencia fue el punto de partida para que Rubén Blades decidiera hacer carrera como actor.

¿Por qué la actuación? 

A muchos amantes de su música nos sorprende que Rubén Blades, cantante, compositor, filántropo y activista político, también haya tenido el interés de hacer cine y televisión en un lugar (Hollywood, Estados Unidos) donde en apariencia no la tenía fácil. Blades pudo quedarse en su zona de confort y no exponer su prestigio en un ambiente que le era desconocido. Sin embargo, no lo hizo. 

Siendo una estrella en el mundo latino, lo de actuar no parece ser una necesidad vinculada a la búsqueda de fama o reconocimiento. La pregunta obligada es ¿por qué la actuación? 

Creo que su carrera cinematográfica es una muestra de su interés por el conocimiento. Si bien Rubén Blades no tenía necesidad de actuar porque le iba muy bien como músico, mucho menos necesitaba graduarse en la reconocida Universidad de Harvard en 1985. En ese entonces ya su carrera artística hace mucho que había despegado.

Estoy convencida de que ambas elecciones responden a su alto nivel de curiosidad y amor por el conocimiento. Blades es un contador de historias preocupado por los diversos aspectos que rodean la condición humana. El cine  y la música han sido dos plataformas para desarrollar ese interés.

Un trabajo de hormiga 

La carrera cinematográfica de Rubén Blades quizás se ha visto opacada por sus méritos como músico. Sin embargo, ha realizado más de 35 películas y algunas series de televisión. 

Ha sido nominado a los Premios Emmy en tres oportunidades y ganó el premio ACE de televisión por cable en la categoría de ‘Mejor Actor’ en 1989 por su rol en Dead Man Out.

Después de filmar The Last Fight (1983), en 1985 se estrenó Crossover Dreams de León Ichaso, director de la fallida biografía sobre Héctor Lavoe, El Cantante (2006)

Esta cinta le valdría una nominación al Independent Spirit Awards. En la película Rubén interpreta a un cantante cuyas elecciones  desacertadas ponen en riesgo sus aspiraciones. Ascenso y caída de una estrella de la salsa que en nada se parece al intérprete de Amor y control. 

Luego se le  presentó una gran oportunidad junto a Robert Redford, quién lo dirigió en The Milagro Beanfield War (1988), una película donde tuvo un rol fundamental obteniendo buenas críticas. Antes compartió escena con Richard Pryor y Joe Mantegna en Critical Condition (1987)  y con Whoopi Goldberg en Fatal Beauty (1987).

Dead Man Out

En 1989 la presencia de actores latinoamericanos en el cine de Estados Unidos no era tan grande como ahora. Los latinos no obtenían roles  protagónicos, por ello la participación de Rubén en la película para televisión Dead Man Out, si la vemos en perspectiva, resulta mucho más meritoria.

La cinta dirigida por Richard Pearce representó el trampolín que ayudó a Rubén Blades a tener mucha más presencia dentro del mercado del cine en la industria de Hollywood. 

Como antes mencioné, por este largometraje ganó un premio ACE compitiendo con actores como John Lithgow y Ben Kingsley. Rubén Blades protagoniza esta cinta junto a Danny Glover. 

Dirigido por Jack Nicholson y el cine comercial

En 1990 participó en la cinta de Spike Lee Mo’ better Blues protagonizada por Denzel Washington. La película es una historia sobre música y jazz.

Ese año Blades también formó parte del elenco de Los dos Jakes (1990), la secuela de Chinatown (1974) de Roman Polanski dirigida esta vez por Jack Nicholson con quién también comparte escena.

Tiempo después aparece en Depredador 2 (1990) donde  actúa de nuevo con Danny Glover y se reúne con otra latina que hizo carrera en Hollywood, María Conchita Alonso.

Le siguieron Crazy from the Heart (1991), The Super (1991) junto a Joe Pesci y One Man’s War (1991) con Anthony Hopkins.

Fear The Walking Dead 

En los últimos años hemos podido verlo también en Erase una vez en México (2003) de Robert Rodríguez junto a Johnny Depp y Antonio Banderas. Participó en la película venezolana Secuestro Express (2005) dirigida por Jonathan Jakubowicz, con quién también trabajó  luego en Manos de piedra (2016), la biografía sobre el boxeador panameño Roberto Durán junto a Edgar Ramírez y Robert De Niro. 

Antes actuó en Safe House (2012), una cinta protagonizada por Denzel Washington y Ryan Reynolds.

Su participación en Fear The Walking Dead la serie de AMC le otorgó gran popularidad en el mundo de la televisión anglo. 

 Luisa Ugueto Liendo

@luisauguetol 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.