Cine para llevar | En Amazon Prime: Danyka (2020)

Cine para llevar | En Amazon Prime: Danyka (2020)

En Río Místico la película de Clint Eastwood estrenada en 2003, el personaje de Tim Robbins (Dave) observa bailar en un bar a la hija de quien fue uno de sus mejores amigos en la infancia. Cuando la mira recuerda la alegría y la frescura de la juventud, la inocencia e ilusiones que él nunca pudo desarrollar. Esto lo cuenta en una de las mejores escenas del largometraje. 

En Danyka (2020) el personaje principal, un escritor interpretado por Demián Bichir, tiene una revelación similar (aunque menos dramática) cuando en un viaje  se encuentra con una jovencita.

Michael Rowe dirige esta película que vale mucho más por lo que no te cuenta. Su valor recae en lo que sugiere, en lo que puedes imaginar. 

En un paseo de vacaciones, Armando viajará también a su interior para visitar lo mejor de sí mismo reflejado en Danyka,  la compañera de la hija de un amigo con quien disfruta un día de playa. La cinta transcurre en un solo día y nos presenta el encuentro entre la experiencia de un hombre formado y el deseo, el fuego, la energía y la actitud de una joven que empieza la vida.

La película pudo ser un cliché sobre un romance entre una joven y un tipo mayor, pero se atreve y va más allá para hablarnos del paso del tiempo y lo que trae consigo. Las dudas que generan las elecciones que hacemos en la vida y sus resultados.

Somos el conjunto de decisiones que tomamos. Armando cuestionará la vida que ha llevado, sus elecciones y el destino que debe seguir en este momento de la vida cuando, lo podremos observar desde el inicio, se siente desconectado.  

Todo lo que ocurre con el personaje se sugiere y lo percibimos gracias a la interpretación de Damián Bichir, quién con un gesto es capaz de mostrar sus estados de ánimo. 

Danyka no es tanto el objeto del deseo físico o la tentación sexual del protagonista, la muchacha funciona en el relato para mostrarle cualidades que quizás perdió o había olvidado. Cuando somos muy jóvenes tenemos dudas, pero también ímpetu y ganas. Ambas emociones pueden ser derribadas por el paso del tiempo y las malas experiencias. Las frustraciones, decepciones y otros obstáculos que nos pone la vida misma. No todos tienen el carácter que hace falta para no sucumbir.

La película se pasa rápido, los diálogos ágiles y la tensión entre los protagonistas le regalan agilidad al relato.

Con pocos personajes y una fotografía limpia,  Danyka es una cinta compleja, pero no aburrida. Una película emocional sobre estados de ánimo, y cambios que están por venir.

Luisa Ugueto Liendo

@luisauguetol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.