Eduardo Sapene | ¿Exorcismo?

Eduardo Sapene

Con plena conciencia de que me voy a meter en “Camisa de once varas” que significa: «Meterse una persona en asuntos o problemas que no conoce, que no le competen o que no reportan ningún beneficio» hoy escribo estas líneas.

Cómo es materia que desconozco y como cualquier persona curiosa me voy a internet y consigo una buena definición de lo que es un exorcismo:

“El término Exorcismo proviene del griego romanizado “Exorkismos” que quiere decir: “Obligar mediante juramento”. Es un acto de naturaleza sobrenatural en el que se realiza la expulsión, de una fuerza maligna (demonio) de un cuerpo humano, utilizando métodos descritos en las escrituras religiosas. Cuando un ente mantiene poseída a una persona, le realiza torturas al cuerpo, ataca el alma de la misma convirtiéndola en una sumisa para apoderarse de la presencia del ser, eliminando así todo signo de personalidad o conciencia del poseído.

Muchas son las creencias que se manejan en este tipo de situaciones, todas dependen del tipo de religión que se profese. Existen varios tipos de presencias malignas: pueden ser demonios, espíritus, brujos, almas en pena, entre otros. Cuentan numerosas leyendas que no solo los seres humanos son capaces de alojar entidades malvadas, también animales, cosas e incluso casas pueden ser penetradas por este tipo de oscuras fuerzas.

En el proceso de exorcismo, se realizan rezos y cánticos de todo tipo, algunos en lenguas o runas antiguas que ya se consideran muertas, pero que son compatibles con el tipo de espectro que se está tratando de repeler. Agua bendita, cruces y escritos bíblicos son empleados como herramientas por el exorcista para poder “sacar al demonio” del cuerpo u objeto endemoniado”. (Definición de Exorcismo. Recuperado de: //conceptodefinicion.de/exorcismo/. Consultado el 6 de agosto del 2020)

Y usted querido lector se preguntará ¿a qué viene todo esto?

La población Católica en Venezuela es mayoritaria y las cifras así lo demuestran:

ReligiónNúmero de seguidoresPorcentaje de la población total
Cristianismo29 903 42789.5 %

La Iglesia Catolica es una de las instituciones de mayor credibilidad en nuestro país y a través de su Conferencia Episcopal ha jugado un papel valiente e importantísimo en las últimas décadas, en defensa de la democracia y de las libertades ciudadanas, por lo que en múltiples oportunidades los sacerdotes han sido víctimas de persecuciones y muchos templos han sido el blanco de ataques, robos y destrucción por parte de vándalos al servicio del llamado “Chávez-Madurismo”.

Con gran alegría y orgullo podemos afirmar que respaldada por la “Fe Cristiana”, que profesa mayoritariamente el pueblo venezolano, la Iglesia católica es una institución que ha logrado salir victoriosa ante los embates del régimen y a pesar de que han tratado de infiltrarla, con sacerdotes de marcada tendencia Marxista-Leninista, no han podido desviarla de su misión fundamental.

Ante la destrucción de las instituciones tradicionales, de la penetración ideológica de la izquierda internacional, de la penetración del narcotráfico y el terrorismo, de la proliferación desenfrenada de las bandas delincuenciales, de la persecución, encarcelamiento y asesinatos de dirigentes políticos, no nos queda sino afirmar que Venezuela, más allá de las materias económicas, políticas y sociales, se enfrenta a una lucha entre “el bien” y “el mal”.

Como les comentaba al inicio, aunque no es mi área de experticia, me puse la tarea de consultar con algunos sacerdotes amigos para saber si, en estos momentos, ante la lucha entre ambas fuerzas, no sería conveniente que la Iglesia Católica realizara un exorcismo masivo, a nivel nacional para liberar a nuestros compatriotas de esas fuerzas demoníacas que, a veces, nos dan la sensación de estar ganando la batalla.

Los sacerdotes me explicaron que, aunque no imposible, la realización de un evento de tal envergadura requeriría en principio de la aprobación de todos los obispos a nivel nacional para que en cada una de sus Diócesis, en una fecha y hora acordada se realizara el protocolo establecido y los ritos correspondientes para lograr la expulsión de las fuerzas malignas del territorio nacional.

Con toda humildad, me permito poner sobre la mesa esa propuesta que solo será exitosa si se logra un consenso mayoritario entre los fieles venezolanos que representan una fuerza de 29 millones de personas, los obispos y otras autoridades eclesiásticas para su realización.

¡Dios bendiga a Venezuela!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.