Eduardo Sapene | Goya: Alerta USA

Eduardo Sapene

Hace apenas una semana, una noticia, publicada por los principales medios norteamericanos, me llevó de vuelta al pasado cuando el Teniente Coronel Hugo Chávez Frías se pavoneaba en el centro de Caracas, junto al para entonces Alcalde Jorge Rodríguez, y espetaba a viva voz, señalando los comercios del área, la lapidaria orden de “¡Exprópiese!” y que daba inicio a la destrucción del aparato productivo del país.

La noticia en cuestión: “Piden boicot a Goya Foods después de que su presidente ejecutivo elogiara a Trump (y se negara a disculparse)” (…)”Nueva York (CNN Business) — El hashtag #Goyaway (un juego de palabras entre Goya y Go Away, que significa ‘vete’) estaba en tendencia en las redes sociales este viernes después de que Robert Unanue, presidente ejecutivo de Goya Foods, apareciera en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca este jueves por la tarde y alabara al presidente Donald Trump.”

“Todos somos verdaderamente bendecidos .. de tener un líder como el presidente Trump que es un constructor”, dijo Unanue durante su discurso en la Casa Blanca. “Tenemos un constructor increíble, y oramos. Oramos por nuestro liderazgo, nuestro presidente”. 

Con una destemplada actitud y en tono  inquisidor la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez quien se autodefine como representante del llamado “Socialismo Democrático” sugirió en un tuit que “boicotearía” a Goya al mejor estilo del “exprópiese” de Chávez e invitaba a sus seguidores hispanos a hacer lo mismo.

Para los venezolanos que vivimos en Estados Unidos, no nos resulta extraño, para nada, ese tipo de ataques a la libre empresa por parte de agentes de la izquierda radical y para decirlo en buen criollo tenemos un dicho muy nuestro: “De esa cabuya tengo un rollo” para significar que ya hemos vivido, en un pasado reciente,  situaciones similares y que nos preocupa sobre manera, porque son señales absolutamente claras de las intenciones ocultas que hay tras la amenaza del boicot. ¿Quién es esta Alexandria Ocasio-Cortez para arrogarse tales atribuciones? ¿Le da su posición de Senadora el poder para ir en contra de los valores establecidos por los llamados padres fundadores y consagrados en la Constitución de EEUU?

Hasta donde sabemos este país garantiza a sus ciudadanos la libertad de expresar sus ideas de viva voz, sus opiniones políticas o no, con la garantía de que por ello no serán motivo de persecución por parte de nadie y mucho menos de poner su vida y su patrimonio en riesgo.

La actitud y la propuesta de boicot son síntomas inequívocos de una amenaza fascista a las instituciones norteamericanas que no nos son indiferentes a los venezolanos y que deben servir de alerta al pueblo norteamericano para no terminar como la Venezuela del llamado Chavismo.

El presidente Donald Trump escucha mientras Robert Unanue de Goya Foods habla durante una mesa redonda con líderes latinos en la Casa Blanca

Muchos lectores podrán contradecir mis opiniones diciendo que Estados Unidos no es Venezuela y que en este país, afortunadamente, hay separación de poderes por lo que aquí nunca pasaría lo que ocurrió allá. Pues, lamento informarles que Venezuela fue por cuatro décadas ejemplo de democracia en el continente, con una marcada separación de poderes y con una altísima valoración de lo que significa el concepto de la palabra “Libertad” tan igual a como lo es hoy en Estados Unidos. Nos está prohibido olvidar que Chávez en Venezuela, Lula Da Silva (Brasil), Correa (Ecuador), Los Kirchner (Argentina) y Evo Morales (Bolivia) llegaron al poder usando las herramientas democráticas y al corto tiempo, y bajo el mismo libreto, se convirtieron en verdaderos autócratas. Lo mismo podría ocurrir en Estados Unidos de ser electos los llamados “Socialistas Democráticos”

Tan cierto es lo que digo que el mismo Presidente Trump expresó su preocupación por el caso con las siguientes palabras :“Esta revolución cultural de izquierda se ha diseñado para derrotar a la Revolución Americana…Existe un nuevo fascismo de extrema izquierda que demanda absoluta lealtad. Quien no hable su lenguaje, ejecute sus rituales, recite sus mantras y siga sus directivas, será censurado, prohibido, perseguido y castigado. Es una auténtica definición de totalitarismo, extraña a nuestra cultura y nuestros valores…Este ataque a nuestra libertad debe ser detenido, y será detenido muy rápidamente.”

Como venezolano y como periodista, agradecido con este país que me abrió sus puertas y me está dando la oportunidad de continuar con mi ejercicio profesional, siento la obligación ética de alertar a la opinión pública sobre los planes que parecerían estar en marcha y que apuntan a algo más que una “conspiración”. El llamado “Cancel Culture” movimiento al que parece pertenecer la senadora Ocasio-Cortez, el “Movimiento Globalista” que lideraría  el multimillonario George Soros y el llamado “Nuevo Orden Mundial”, son temas para ser revisados por los escépticos y de los que hay ya suficiente material de investigación disponible en internet. 

No se dejen sorprender, como lo fuimos los venezolanos, por toda una estructura macabra que tiene como fin último la destrucción de la llamada “Civilización Occidental” que tiene más de dos mil años de existencia y que durante todos esos siglos ha logrado triunfar ante el feroz ataque de sus enemigos para establecer un nuevo orden en lo político, social y económico.

Finalmente, mi mensaje de apoyo y solidaridad a la empresa Goya y a la familia Unanue en especial al señor Bob Unanue CEO de Goya, quien es nieto de un español llegado a Estados Unidos en 1904. Goya es una verdadera institución, la primera fabricante de alimentos para el mercado latino en el país que emplea a 4.000 personas y a quienes agradecemos su generosa y millonaria donación humanitaria en sus productos al pueblo de Venezuela en estos difíciles tiempos.

Deja un comentario