En automágico con Dr. G | El mindfulness y la depresión

En automágico con Dr. G | El mindfulness y la depresión

Muchas teorías y métodos han sido fusionados con las prácticas del mindfulness, luego de varios estudios en personas con estados de depresión. La más conocida es la Terapia Cognitiva basada en el Mindfulness (MBCT por sus siglas en inglés). Esta terapia consiste en guiar al paciente a observarse como si fuese un testigo externo de su propia experiencia. A través de esta observación las personas pueden entender ángulos de sus historias que por estar inmersos en pensamientos recurrentes no podían apreciar. 

Personalmente creo que esta terapia no debe usarse aislada cuando alguien tiene procesos de depresión severa. En este caso sugiero la ayuda de un psicólogo o psiquiatra.  Pero se ha comprobado que, en casos de depresiones leves causadas por estrés, es una terapia muy efectiva. Sin embargo, tengo que aclarar que es una terapia a la cual la persona debe llegar por voluntad propia. El proceso de observación requiere de mucha compromiso y deseo de observarse para que pueda hacerse de manera profunda y causar los efectos deseados.

Como ya lo he explicado en artículos anteriores, el mindfulness es un estado del ser en el que uno está completamente presente en el momento y no juzga ni reacciona a sus pensamientos y emociones. La práctica de mindfulness que se enfatiza en la Terapia Cognitiva basada en el Mindfulness es la meditación mindfulness, la cual ayuda a los practicantes a comprender el concepto de que los pensamientos y las emociones van y vienen, y que “ellos no son sus pensamientos”.

El otro componente principal de la Terapia Cognitiva basada en el mindfulness son las técnicas de terapia cognitiva conductual (TCC). Esta terapia se enfoca en la relación entre los pensamientos, sentimientos y comportamiento del individuo, con el objetivo final de cambiar el comportamiento. El principio base de la TCC es que los pensamientos influyen en los sentimientos, que a su vez influyen en nuestro comportamiento. Por lo que esta terapia persigue cambiar el comportamiento del individuo, cambiando los pensamientos. 

Los principios combinados del mindfulness y la TCC pueden enseñar eficazmente a las personas a cómo evitar que los pensamientos o emociones negativos provoquen un estado nocivo más profundo o cualquier comportamiento perjudicial. Los principios y prácticas del mindfulness, específicamente la meditación, ofrece un espacio entre el estímulo y la respuesta para que los pensamientos sean transformados. La meditación mindfulness ayuda a la persona a cambiar su relación con posibles disparadores de pensamientos negativos, y a parar su influencia en sus emociones y comportamientos. La meditación mindfulness le ayuda a la persona a entender que hay nuevas formas de responder a las situaciones y a procesar sus emociones con mucha más coherencia con lo que desean experimentar. 

Si este tema te interesó te invito a leer más en el libro “Cerebro y Mindfulness” de Daniel J. Siegel. (Es el libro que tengo en mis manos en la foto ☺) 

Hasta la próxima,

Dr. G

Deja un comentario