En automágico con Dr. G | Mindfulness y las vacaciones en cuarentena

En automágico con Dr. G | Mindfulness y las vacaciones en cuarentena

Te cuento que tus vacaciones en cuarentena pueden ser las mejores de tu vida, o al menos una experiencia maravillosa de transformación personal. Esta semana te quiero explicar cómo a través del los siete principios básicos del mindfulness puedes ampliar tu bienestar, aún cuando TODOS estén en casa.

Principio #1- NO JUZGAR: Ser un testigo imparcial de tu propia experiencia requiere que te des cuenta de la corriente constante de juicios ante las experiencias internas y externas en las que normalmente estamos atrapadas. Al practicar este principio actuarás como una observadora de las situaciones, para así ganar mayor perspectiva ante dicha situación.

Seguramente te preguntarás, cómo te traes este principio a casa. Pues muy fácil. Cada vez que veas el desorden de los juguetes de tus hijos, o la ropa tirada en el piso, obsérvalo y siéntete. Te aseguro que empezarás a dejar de protestar por el desorden, pues estarás pendiente de lo que realmente te molesta, y te impresionarás de la reacción de los tuyos ante tu calma.

Principio #2. PACIENCIA: El ser paciente quizás no se nos da con tanta facilidad, pues nuestro ego nos empuja a siempre tener la razón y a querer controlar el resultado. El principio de paciencia se refiere a entender en que a veces las cosas deben desarrollarse en su propio tiempo. ¿Y cómo aplicamos este principio al hecho de estar en casa con los niños de vacaciones, y sin poder salir a pasear como antes? Este es aún más fácil de practicar. Observa tu realidad, y recuerda que todo es temporal. ¡Esto también pasará!

Principio #3- MENTE DEL PRINCIPIANTE: Una mente de principiante nos permite ser receptivas a nuevas posibilidades y nos ayuda a movernos fuera de la rutina de nuestra propia experiencia con más rapidez. Ningún momento es igual a otro: cada uno es único y contiene posibilidades únicas. Entonces ¿por qué limitar nuestra experiencia del momento presente por lecciones pasadas? La mente de principiante nos ayuda a ser más compasivas pues nos abre el entendimiento a otros puntos de vista tan válidos como el nuestro.

Así pues, cuando tus hijos tengan su cuarto un poco desordenado, permíteles con mente de principiante que te den su punto de vista y ábrete a la posibilidad de una nueva versión del orden. No me tomes a mal. No estoy tratando de cambiar tu manera de educar a tus hijos. Solo te hablo como mentora de liderazgo personal, y como este principio me ha ayudado a mí a vivir en bienestar a pesar de las múltiples definiciones de orden existentes en mi casa.

Principio #4- CONFIANZA: Desarrollar una confianza básica en ti misma y en tus sentimientos es una parte integral de llevar una vida mindfulness. Es mucho mejor confiar en tu intuición y tu propia autoridad –incluso si cometes algunos errores– que siempre buscar orientación fuera de ti misma. Si algo no se siente bien, ¿por qué no honrar tus sentimientos?

De ahora en adelante, detente, obsérvate, y sigue el camino (decisiones) que te haga sentir en paz. ¡Sí! a veces sentirás paz dejando la ropa sin doblar mientras todos disfrutan de una película en familia.

Principio #5- NO ESFUERZO: El único objetivo y propósito que tienes en esta vida es ser tú misma. Cuando entendamos esto, aprenderemos a ser más coherentes con lo sentimos, lo que pensamos y las acciones que tomamos. En tiempos de vacaciones en cuarentena, aprovecha para verte y aprende a vivir sin esfuerzo. Así pues, cuando no te provoque llevar a tus hijos a comer helado ¡no te forces!; mañana será una nueva oportunidad. Si te forzas a salir cuando no lo sientes, créeme que la experiencia no será la mejor para ninguno de los involucrados. 

Principio # 6- ACEPTACIÓN: Ver las cosas como realmente son en el presente, y no como te gustaría que fueran. En el curso de nuestra vida diaria, a menudo desperdiciamos mucha energía negando y resistiendo lo que ya es un hecho. Cuando hacemos eso, básicamente estamos tratando de forzar las situaciones para que sean como nos gustaría que fueran, lo que solo genera más tensión. Por eso, si tu hijo pequeño bota el vaso de jugo en el piso, en vez de gritar, acéptalo (ya se cayó), y toma las acciones coherentes con lo que quieres enseñar.

Principio #7- DEJAR IR: Cuando comenzamos a prestar atención a nuestra experiencia interior, descubrimos rápidamente que hay ciertos pensamientos, sentimientos y situaciones a los que la mente parece querer aferrarse. En la practica del mindfulness, dejamos que nuestra experiencia sea lo que es.

Te invito a que practiques durante estas vacaciones en cuarentena este principio con tu pareja. Deja ir esas conversaciones cuando ya sientas que son un espiral infinito. Sal a caminar un rato, lee un buen libro, o mejor aún, tómate cinco minutos para meditar. Te aseguro de que cuando vuelvas todo habrá cambiado, porque tú ya cambiaste también.

Espero te animes a practicar estos siete principios del mindfulness durante estas vacaciones en cuarentena. Y si tienes alguna pregunta no dudes en contactarte. Estoy a un mensaje de distancia.

Recuerda, ¡deja de vivir en automático, y empieza a vivir en Automágico!

Dr. G

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.