En automágico con Dr. G | Practica el hábito del querer

Dr. G en Automágico

¿Cuantas veces te has encontrado haciendo algo que no quieres? 

Algunas personas siguen diciendo que “deben” hacer cosas a pesar de no querer pues es parte de sus “responsabilidades”. Si eres una de ellas, sin juzgarte te invito a reflexionar sobre estas dos preguntas.

Pregunta #1: ¿Ese “deber” viene de una demanda externa? Y si es así, ¿Por qué necesitas complacer esa demanda? 

Pregunta #2: ¿Ese “deber” viene de tus creencias limitantes? Si la respuesta aquí es afirmativa, entonces, la invitación es a hacerte esta pregunta secundaria: ¿Qué esperas obtener de este comportamiento? 

Estas dos preguntas dan paso a un monólogo importante en donde por lo general se descubren hábitos obsoletos y expectativas basadas en hechos pasados. También abren la oportunidad para empezar un proceso de reflexión poderoso. Y no es que no quiera que hagas la tarea, pero si respondes con sinceridad estas preguntas entenderás que ese “deber” es parte de tu piloto automático. Lo has hecho y lo sigues haciendo sin pensar. Si lo pensaras encontrarías verdades importantes que cambiarían tu manera de vivir. ¡Eso te lo aseguro!  

Ahora préstame atención a lo que te voy a decir. No se trata de caer en ese positivismo tóxico para cambiar el hecho de estar haciendo algo que no deseas. Si no lo quieres hacer, no lo haces y punto. No es una opción el hacer sin querer. Cuando entras en esa negociación solo quedarás con un sin sabor aún más marcado. 

Cuando no prestas atención al momento presente vives las situaciones sin sentirlas, y caes en la trampa del “deber”, olvidándote de SER.

Pero como te conozco, seguro te preguntarás y ¿qué pasa con aquellas cosas que tenemos que hacer pues son “parte del oficio”? Aquí la invitación es muy radical, ACEPTA tu rol y disfrútatelo. Si no, deja el rol y sigue con tu vida, y entonces no tendrás que hacer sin querer.

Como siempre, todo lo que te digo va lleno de mucho cariño y con una intención clara. Así que deja de vivir en automático, y empieza a vivir en ¡Automágico!

¡Hasta la próxima vez!

Dr. G

Deja un comentario