Escritos Nocturnos | Con plena conciencia de la muerte

DArio Vivas Escritos nocturnos
Darío Vivas, en su expresión se notaba el resentimiento y el odio, sí, porque el odio tiene cara

Eso fue de una conversación filosófica con un admirado amigo escritor, sí, llegamos a la conclusión de que viviendo con plena conciencia de que vamos a morir, pues, aprendemos a disfrutar el presente, recordamos con agrado el pasado y vemos con una sonrisa en la cara, hacia el futuro

Por Bernardo Jurado

He hecho un libro al respecto, titulado ‘Divinos, luego humanos’, basado en lo anterior en gran medida y partiendo del hecho incontrovertible de que somos almas divinas y perfectas que tan solo tenemos una corta, efímera y espero que divertida experiencia terrenal y humana.  

El contrario de la muerte no es la vida, sino el acto de nacer, porque la vida es el segmento entre esos dos puntos y dependerá absolutamente de qué hagamos con ella, porque no somos los culpables de dónde nacimos, pero sí lo seremos de dónde moriremos y paso a explicarlo un poco mejor con un pensamiento del filósofo ruso Nikolai Berdiaev: ‘La muerte es el hecho mas profundo y significativo de la vida, que redime al más común de los mortales de su trivialidad y cotidianidad.’

Estos comunistas, lisiados, castrados y castradores, abusadores del derecho universal de vivir, pues, intentan sin éxito aplicar lo que bien saben desde el resentimiento sin entender que morirán como todos los que ahora leen este escrito y no les bastan lecciones dolorosas, porque son brutos, son tarados, todos sin excepción y se les muere Hugo Chávez, Tascón, William Lara, Lina Ron, Robert Serra y otros y aun no entienden la lógica, no entienden que la vida no es saqueo, no es maltrato, no es robo, pero no se les puede pedir lo que no tienen y allí voy de nuevo: Según Wayne Dyer la gente violenta vive en un mundo violento y la gente amable vive en uno amable y resulta que es el mismo mundo, pues, ha muerto Darío Vivas a quien se le atribuye la muerte de un mesonero en extrañas circunstancias, comunista viejo, en su cara, en sus rasgos, en su expresión se notaba el resentimiento y el odio, sí, porque el odio tiene cara.

Vivas fue sancionado por el Departamento del Tesoro de USA en agosto del 2017, también robó equipos televisivos ajenos para montar un canal que nadie ve, fue nombrado por Nicolás Maduro como ‘zanpolit’ en la gobernación de Caracas, una suerte de oficial político al mejor estilo de la Rusia comunista y le dieron el nombre de ‘Jefe del Distrito Capital’, pero más allá de todo esto, entiendo que no es correcto hablar de los muertos que no pueden defenderse, lo importante aquí es preguntarnos: ¿las acciones de mi vida, si me las comiera, me intoxicarían o me alimentarían?            

En la ‘Muerte de Ivan Illich’ de Tolstoi, recordaremos que en su lecho de muerte le preguntó a su esposa: ¿y si toda mi vida ha sido un error? Y expiró. Probablemente la vida de Darío Vivas haya sido un error que como suele ocurrir, ya se ha olvidado al igual que nuestras vidas, a menos que las vivamos con plena conciencia de la muerte.

Bernardo Jurado es el autor de ‘Divinos, luego humanos’ y ocho libros más, todos a la venta en Amazon y las más prestigiosas librerías de Miami y el mundo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.