Háblame de tu libro | La Magia

Háblame de tu libro | La Magia

 Y en verdad estoy encantado que sea el libro de esta semana, porque en la mente se va acumulando de aquí y de allá, pensamientos que se vuelven hábitos, luego en conductas y espero que en destino

Por Bernardo Jurado

La Magia es un libro de Rhonda Byrne, escritora, guionista y productora de televisión australiana que ya pisa los setenta años y la recordarán por aquel famoso movimiento llamado ‘El secreto’ que devino en el desarrollo de múltiples trabajos sobre la ley de atracción.

Pues bien, La Magia tiene que ver también con esto pero con mucha más eficiencia, es directo, se siente, se huele, se disfruta y todo puede pasar en secreto, en silencio, para ti en la intimidad de tu mente y se los digo sin esoterismo ninguno, aquí no hay nada oculto excepto que usted aun no termina de leer este escrito y tampoco ha leído el libro, pero déjese llevar, porque paso a explicarlo mejor: la autora basa toda la trama desde algo que yo ya hacía sin conciencia, cada vez que rezo o medito.

La palabra, la magia está exactamente en el agradecimiento que definitivamente cambia las polaridades de lo que nos sucede en todo término como puede ser el social, el material, el económico, en la salud, en el familiar, en cualquier área de su vida y cita con maestría a grandes pensadores, a grandes guías espirituales a grandes gurús de la economía y hasta del entretenimiento como es el caso de Walter Disney y su largometraje Pollyanna, donde no usa el agradecimiento sino el estar contento que es lo mismo, porque cuando agradecemos nos ponemos contentos de haber hecho un inventario de los millones de cosas que adornan nuestra vida, independientemente de esa afición hacia el desastre, ese hobby de ver lo malo, ese entrenamiento absurdo que desde niños nos inculcan con respecto a no fallar y resulta que hasta de esas supuestas fallas nosotros debemos ser agradecidos y les cuento otra cosa: en mi vida personal cada vez que algo que mi ego, mi criterio humano y por humano escaso, ha decidido que tal o cual situación es mala, siempre, en el cien por ciento de los casos, detrás de ella viene una bendición, un cambio para bien, una normalmente bella circunstancia, ventajosa, amable, es ese amanecer después de la oscura noche que debo entender que pasará.

Inmediatamente se les presenta la incógnita a los pocos creyentes: ¿y cuando murió mi padre? Eso no puede ser bueno.

Yo no trato de entender las cosas, solo las agradezco, porque su padre ni tampoco usted podrá vivir por siempre, tenemos una ineludible cita con la muerte, lo que hace luminosa la vida, porque el tiempo es finito, de manera que escriba, baile, ría, ame, tenga sexo, monte a caballo, navegue, vuele en su mente y en aviones, viaje, lea, abrace, mientras la fiesta dure.

La Magia es un libro muy lindo, lleno de ejercicios que de la mano le indicarán que hay una esperanza allá afuera que paradójicamente puede estar dentro del corazón.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.