Háblame de tu libro | Serendipia y otras drogas

ambicion y muerte en el paramo

-No, yo nunca he probado ninguna droga

-Pues pareces más bien del Atlántico que del Pacífico o tal vez del Mediterráneo, te cuadraría mejor

Por Bernardo Jurado

– ¿Y qué tiene que ver el océano con la serendipia?

-Pues mucho, la geografía tiene que ver con esa adicción a conseguir milagros, porque una serendipia es la manera moderna de llamar a un milagro, es un hallazgo casual e inesperado y por eso causa adicción, en lo personal yo soy un adicto a los milagros y creo en ellos, por cuanto soy un hombre pragmático y con los pies bien puestos en tierra, pero con la mente visualizando, pensando, creando, porque todo ha sido creado dos veces, fíjate: si a una persona de mi generación, sí, de unos cincuenta y tantos, apenas ocho o nueve años atrás cuando teníamos cuarenta, le hubieses dicho que con tu teléfono celular podrías manejar tus acciones de la bolsa de New York, podrías hacer teleconferencia, pagar servicios bancarios, la luz, ver tus emails, pues no te hubiese creído.

Si a nuestros padres, cuando tenían nuestra edad actual le hubiese dicho que existiría una pastillita para tener erecciones juveniles y potentes por siempre, ¿qué crees?, pues sí, el Viagra es una serendipia, estaban buscando un vaso dilatador de amplio espectro y a todos se les paraba la polla y ¡milagro! lo que todos querían y eso mi querido amigo causa adicción, conseguir milagros, imaginarlos y luego ver cómo frente a tus ojos se hacen realidad.            

En Jurado Grupo editorial, eso pasa a diario, nos llegan obras de encanto, escritores que ellos mismos desconocían sus talentos, nunca los habían puesto a prueba y tocan nuestra puerta. Los milagros se dan con frecuencia cuando crees en ellos y cuando se tiene la firme intención de ayudar a crecer a otros, fíjense en esto: con cierta timidez, me llama un colega con el que tuve el placer de trabajar a bordo, cuando estaba en la marina y me pide que revise la obra de un tal Colmenares y quien también es oficial de marina. Me da los datos, y me la envían. Comencé a leer con el interés que da la rutina, o sea, sin mucho interés y la trama me pareció apropiada al principio, el escritor me indujo con habilidad a seguir leyendo, cosa que yo aprecio y admiro y de repente me encontraba a la mitad de la obra que leí de un solo tirón.            

Para mí, descubrir escritores buenos se ha convertido en una serendipia frecuente y en el caso de Vicente Colmenares y su obra ‘Ambición y muerte en el Páramo’, me llena de orgullo y agradecimiento haberla editado, porque Vicente tiene el talento de los mejores y explota en sus líneas el sexo, el dinero, la muerte y los amores de los cuales todos alimentamos nuestra psiquis. Cuando leemos ‘Ambición y muerte en el Páramo’, viajamos hacia una vida paralela al mejor estilo de lo descrito por Plutarco, porque nos sumergimos en el mar de la imaginación de un eximio escritor.


Bernardo Jurado es escritor y Director Ejecutivo de «Jurado, Grupo Editorial», para escritores consagrados y nóveles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.