Háblame de tu libro | Una estupidez a conciencia

Háblame de tu libro | Una estupidez a conciencia

Y suena el teléfono en la oficina, lo atienden como siempre en altavoz y una perfecta desconocida señorita pide hablarme. Le informan que estoy escuchando y pide que le regale unos veinte minutos de mi tiempo en persona para hacerme una encuesta y explicarme un plan económico para mi negocio, que ella llama de parte de la escritora tal y que ha ido a nuestros eventos de presentación de libros antes de la pandemia

Por Bernardo Jurado

Tomé el teléfono y apliqué lo aprendido en el libro de Robert Ringer ‘Sea el número uno’, obra que recomiendo ampliamente y tan solo le dije algo que pudiese parecer antipático, pero es la cruda realidad en esta época en que las personas prefieren una inmensa mentira que una pequeña verdad: Joven debe usted arreglar su argumento. ¿Qué le hace pensar a usted que yo voy a regalarle un activo que jamás voy a recuperar como son veinte minutos de tiempo para que usted haga su tarea?, No, no lo voy a hacer, pero mire, le sugiero que entienda la ecuación de la vida, la cual es ‘valor por valor’, de manera que tráigame una tabla comparativa de la posición de la editorial con respecto a la competencia y luego diez ideas para alejarnos aun más de ellos, diez ideas que nos hagan producir más dinero, diez ideas que ayuden a nuestros escritores y seré yo quien le pida que trabaje para nosotros. ¿Qué le parece?

Llega un momento en que nadie puede negarse cuando conocemos la ecuación, cuando se ofrece la solución de un problema que aqueja a nuestro cliente o potencial cliente y por ello les pido que observen, porque si yo hubiese sabido esto que ahora les doy gratis, pues mi destino sería aún más luminoso.

Háblame de tu libro | Una estupidez a conciencia 1

No pidan nunca trabajo, hagan su tarea y brinden un servicio, sí, uno obsesivo, uno que cumpla con la regla 10X que nos describe en su obra Grant Cardone ‘La regla de oro de los negocios’, pero para ello deberá pagar el precio, nuevamente observen: un trabajador promedio lee un libro al año y trabaja 37.5 horas a la semana, un emprendedor destinado a fracasar hará lo mismo y por ello el 75% de los emprendimientos fracasan antes de los dos años de operación, lo que convierte todo esto en una estupidez a conciencia, no obstante, un emprendedor exitoso trabajará no menos de 80 horas por semana y leerá no menos de 52 libros por año en materias que tienen que ver con su negocio, no descansará hasta convertir su objetivo en una obsesión y además se divertirá con ello, se rodeará de las personas correctas e inspirará para que sus talentos se conjuguen en lo que Napoleón Hill denominó en su obra ‘Piense y hágase rico’ LA MENTE MAESTRA.

De todo lo antes escrito, les pido que no crean nada. Tan solo pónganlo a prueba con la mixtura mágica de la perseverancia, porque el fracaso, cuando se consigue con una persona perseverante, huye despavorido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.