7 recetas caseras para detener la acidez

Soothe Reflux

Poder disfrutar de deliciosas comidas caseras es una de las principales razones por las que amamos la temporada navideña. Pero si bien la comida especial es un gran placer para las fiestas, no siempre es una buena noticia para nuestros estómagos. Dolores de estómago, hinchazón, gases: todos pueden surgir cuando de repente cambiamos nuestra dieta. Entre las dolencias más comunes, está la acidez estomacal, especialmente incómoda y dolorosa. 

“El reflujo ácido, también conocido como acidez estomacal, es cuando el ácido del estómago o la bilis irrita el revestimiento del esófago”, explica Niket Sonpal, MD, internista y gastroenterólogo en la ciudad de Nueva York. “Esto ocurre cuando el músculo alrededor del esófago inferior no se cierra correctamente, lo que permite que el ácido producido vuelva a subir. Cuando esto ocurre, expone los tejidos sensibles a través de la tubería del esófago, lo que puede inducir sensaciones dolorosas de ardor “.

¿Las buenas noticias? Existen soluciones naturales, muchas de las cuales probablemente ya tengas a mano, que pueden mantener a raya el reflujo ácido. Aquí, siete de los mejores remedios caseros.

Utiliza ropa suelta

La investigación ha demostrado que usar ropa ajustada alrededor de la cintura ejerce presión sobre el abdomen y el esfínter esofágico inferior, lo que hace que los alimentos y el ácido vuelvan al esófago. Asegúrate esta temporada de escoger un atuendo con una cintura expansible y elástica: tu estómago te lo agradecerá.

Come avena en el desayuno

Agregar este alimento básico podría ayudar a calmar tus síntomas de reflujo ácido. “Sus propiedades absorbentes pueden ayudar a absorber el ácido en el estómago, lo que puede ayudar a reducir los síntomas”, dice el Dr. Sonpal. Incluso si normalmente no consumes  avena, desayunarla todas las mañanas durante la temporada de vacaciones puede ayudar a equilibrar las cenas más ricas para mantener tu estómago calmado.

Prueba el jengibre

Muchas culturas han usado el jengibre para combatir problemas estomacales durante miles de años. Y realmente funciona, dice el Dr. Sonpal: la raíz picante tiene propiedades antiinflamatorias naturales y ayuda a reducir la producción de ácido estomacal, ayuda a la digestión y detiene la acidez estomacal en su origen. El Dr. Sonpal dice que beber té de jengibre es lo mejor, de esa manera, el líquido caliente también puede calmar el esófago a medida que desciende.

Beber té de hierbas

El Dr. Sonpal dice que los té de manzanilla, papaya y regaliz también pueden aliviar el reflujo ácido. “Estos té ayudan a producir un revestimiento mucoso más alto del esófago interno, evitando que el ácido del estómago cause daños graves”, explica. Para los síntomas más intensos, busca primero el regaliz; asegura el Dr. Sonpal que tiene los efectos más fuertes.

Toma agua

Cuando tienes acidez estomacal, puede hacerte sentir súper lleno, por lo que beber un montón de agua podría no ser tu primer instinto. Pero tomar un vaso cuando experimentas reflujo ácido puede eliminar el ácido irritante de tu esófago, explicó Felice Schnoll-Sussman, MD, gastroenteróloga del Hospital Presbiteriano de Nueva York. 

Mastica chicle

Esto aumenta la producción de saliva y hace que tragues con más frecuencia. La humedad adicional elimina cualquier acidez (para aliviar el dolor en el momento) y recubre el esófago (para proteger el tejido sensible). Cualquier chicle funciona, pero el Dr. Sonpal sugiere las opciones libres de azúcar. “Contiene bicarbonato, o bicarbonato de sodio”, dice. El bicarbonato de sodio es alcalino y puede neutralizar el ácido del estómago para aliviar rápidamente los síntomas. (Solo en caso de que te surja la idea, el Dr. Sonpal no recomienda ingerir bicarbonato de sodio, incluso mezclado con agua, para el reflujo ácido).

Mantén un diario de alimentos

Si la acidez estomacal es algo más que ocasional, Sonpal dice que es posible que desees pensar en llevar un diario de alimentos para tratar de determinar exactamente qué podría estar causándote reflujo ácido. Escribe lo que comiste, cuánto, a qué hora fue y cualquier síntoma que experimentaste después. Con el tiempo, notarás patrones: comer comida X causó síntomas Y. Elimina los desencadenantes (los más comunes son los alimentos fritos o ácidos) de su dieta, o al menos reduce su consumo.

Deja un comentario