Cinco formas de hacer que las mañanas sean menos estresantes

mornings

Pospusiste la alarma demasiadas veces, por lo que tu mañana ha sido una carrera frenética. No encontraste la pareja de tus medias, olvidaste tu almuerzo, casi perdiste el metro y llegaste a tu primera reunión cinco minutos tarde, jadeando y necesitando ir al baño.

Una mañana agitada puede arruinar todo el día. Para que puedas evitar esta situación, te compartimos los mejores consejos de un entrenador de gestión de tiempo, que comúnmente comparte con sus clientes para asegurarse de que inicien correctamente el día.

Para algunos, esto puede ser un problema ocasional, pero para otros, este es un estilo de vida. Y es estresante.

Elizabeth Grace Saunders, autora de Divine Time Management (Gestión del tiempo divino) y How to Invest Your Time Like Money (Cómo invertir tu tiempo como dinero), es entrenadora de gestión del tiempo. Su especialidad es ayudar a clientes de todo el mundo a desarrollar vidas más pacíficas y productivas. “Una de las claves del éxito es un cambio en la forma de abordar sus mañanas”, asegura Saunders. 

Prepárate la noche antes

Hay una razón por la que has escuchado este consejo antes. Prepararse para el día siguiente es beneficioso para todos, pero es especialmente útil para los noctámbulos o para aquellos con mañanas abarrotadas. 

Por la noche, puedes:

  • Preparar tu almuerzo
  • Decidir qué ponerte 
  • Empacar tu bolso, incluidos los documentos importantes, la botella de agua y cargadores
  • Básicamente, cualquier cosa que puedas hacer antes de acostarte agiliza la mañana. 
  • Esto reduce la sensación de presión, el riesgo de olvidar objetos y la posibilidad de llegar tarde.

Acuéstate más temprano

Una de las razones principales por las que las personas posponen sus alarmas es que no han dormido lo suficiente. Acostarse más temprano, y preferiblemente a una hora constante, te ayuda a despertarte más fácilmente, especialmente si tu hora de despertar también ocurre a una hora similar cada día.

Regálate 15 minutos adicionales

La vida pasa . . . A veces, incluso con la mejor de las intenciones, puedes dormirte, perder el tiempo o distraerte con un correo electrónico errante. Para tener más sensación de amplitud, planifica en un margen de 15 minutos.

No hay daño en levantarse temprano, prepararse temprano o irse temprano. Pero puede experimentar un estrés enorme cuando apunta al último minuto posible y luego está unos minutos libre. Piensa en ello como un favor para tu futuro yo.

Establece una rutina en las mañanas

Tener un orden establecido sobre cómo abordar cada una de tus tareas matutinas aumenta tu eficiencia. Saunders recomienda que escribas las diferentes partes de tu día, así que tan pronto como abres los ojos, sabes lo que sigue.

Primero lo primero

A menudo, no es tanto levantarse tarde lo que deja a las personas fuera de su horario, sino dejarse atrapar por su teléfono o correo electrónico. Si es posible, haz lo que debes hacer para salir de casa primero. Eso significa que no te perderá en tu teléfono hasta que estés vestido, y listo para salir por la puerta. Si descubres que no puedes soportar la idea de no leer o hacer otra cosa en tu teléfono a primera hora de la mañana, establece un horario límite. 

Deja un comentario