@cincuentasticas | En esta contingencia y en general: ¿Necesitas personal? Contrata cincuentonas

Minin Arevalo

Sobran los artículos acerca de las contrataciones y la edad. Obviamente, no vamos a descubrir el agua tibia hablando de los millennials y su evidente acaparamiento del mercado ni las razones por las cuales esto es así, pero si vale la pena reparar en algunas cosas por las cuales es un éxito seguro darle el puesto a mujeres que ya están en el quinto piso de la vida.

Vamos a ver:

  • Tenemos alto nivel de especialización, porque hemos tenido bastante tiempo de prepararnos. Así que ya estudiamos y lo que sea que hagamos lo tenemos bien aprendido y dominado. Así que los empresarios que apuesten por nosotras no perderán demasiado tiempo y recursos en entrenamiento. Ah! Y si el nuevo trabajo no tiene nada que ver con nuestra profesión, no importa. Con nuestra experiencia, aprendemos rapidito.
  • Nuestra mente brilla. La tenemos en su mejor momento. Serena, madura, enfocada. Además, no tenemos demasiado tiempo para pensar en tonterías o para vivir de ilusiones. A esta edad, cuando queremos algo, vamos por ello. Ya.
  • Nuestro cuerpo está en forma. Y no hablo de kilos, de curvas o de huesos, sino de que lo tenemos todo controlado. Estamos menopaúsicas, es verdad, pero esto tiene también sus grandes ventajas. No menstruamos, así que no pedimos días libres por dolor de vientre y los calorones, si no tomamos hormonas, se controlan con un ventilador. Usamos tacones lo mismo que tennis o flat shoes. Siempre nos vemos regias.
  • No tenemos niños pequeños (en nuestra mayoría, pues) y si los hubiera en casa, serían nietos que ya tienen sus mamás y sus papás para que los cuiden, así que no tenemos que andar cambiando pañales o dando biberones, con lo liberador y sabroso que esto significa.
  • Ya no competimos, preferimos colaborar. Ese espíritu que nos llevaba a enfrentamientos en nuestros primeros años laborales, ahora se transformó en un verdadero espíritu de apoyo hacia los compañeros.
  • El orden es uno de nuestros amigos. Si, al tener más tiempo y menos estrés de sacar adelante a una familia con niños pequeños, le damos más valor al orden y al acomodo, por lo que no es extraño que además de hacer nuestro trabajo, tengamos un rato para apoyar en el arreglo de nuestros lugares de faena.
  • Podría seguir por largo rato en dar razones para que nos contraten, pero creo que estas bien valen para que lo consideren. Yo justo cuando cumplí mis primeros 50 fui contratada por la primera empresa de noticias del mundo y allí estuve un año disfrutando de eso de tener un horario y un sueldo en mi mediana edad. Prefiero lo que hago con mis asesorías, clases, talleres, networking y relaciones públicas; pero, sin duda, aquello fue una excelente experiencia.
  • Y ahora, cuando necesitas gente concentrada en sus quehaceres en medio de la pandemia y que no tenga que estar en medio de pañales, tareas escolares y biberones, si necesitas que alguien te dé en una mano –ON-LINE- para tu negocio, piensa en una mujer madura.

No se tú, pero yo, me contrataría.

Minín Arévalo-Parodi

Periodista, Consultora en Comunicaciones Corporativas y experta en Relaciones Públicas para el mercado latino de la mediana edad.

Deja un comentario