Comer chiles puede prevenir ataques cardíacos fatales y derrames cerebrales

ChiliPeppers

Los chiles no son para los débiles de corazón, pero tal vez deberían serlo. Los científicos en Italia dicen que la especia reduce la tasa de mortalidad por ataque cardíaco y enfermedad cerebrovascular (que restringe el flujo sanguíneo al cerebro e incluye accidentes cerebrovasculares y aneurismas).

El estudio, publicado en el Journal of the American College of Cardiology, incluyó a 22.811 hombres y mujeres italianos, que informaron su consumo de chile durante un período de ocho años. Al final del estudio, las personas que consumieron la especia al menos cuatro veces por semana redujeron su riesgo de morir de un ataque cardíaco en un 44% y de enfermedad cerebrovascular en un 61%.

La autora del estudio, Marialaura Bonaccio, PhD, del Instituto Neurológico Neuromed Mediterráneo IRCCS en Pozzilli, Italia, le dijo a Yahoo Lifestyle que consumir chiles no evitará ataques cardíacos. El estudio observacional no identificó exactamente por qué los chiles eran tan beneficiosos.

«Pero sabemos que los resultados son independientes de la calidad de la dieta,» dice Bonaccio. «Esto significa que incluso si no siempre se adhiere a la dieta mediterránea, los chiles seguirán teniendo un efecto.»

Los chiles obtienen su sabor picante del compuesto capsaicina. En estudios con animales, la capsaicina también parece minimizar la grasa corporal, y cuando se consume con jengibre puede reducir el riesgo de cáncer.

Pero algunas investigaciones han señalado a la capsaicina por sus vínculos con el cáncer. Según la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer, «la capsaicina puede actuar como carcinógeno o como agente preventivo del cáncer», y agregó: «Aunque se consume ampliamente, la capsaicina tiene una larga y complicada historia de debate sobre si su consumo o uso tópico es completamente seguro.»

El Dr. Anuj Shah, cardiólogo intervencionista y especialista endovascular y fundador de Apex Heart and Vascular Care le dice a Yahoo Lifestyle que el nuevo estudio nos ayuda a comprender mejor el poder de los chiles. «Las personas que los comen probablemente consuman más alimentos frescos en general, por lo que los resultados podrían beneficiarse de esta tendencia.»

Shah agrega que estudiar una población, en este caso, italiana, conocida por una alimentación saludable (la dieta mediterránea es rica en grasas buenas, como el aceite de oliva, las nueces y el pescado graso) proporciona una mejor línea de base para obtener resultados. «No todos tenemos que apresurarnos para comer chiles» dice, «pero ahora sabemos que agregarlos a una dieta ya saludable ayuda.»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.