En automágico con Dr. G | Todo tiene un valor

En automágico con Dr. G | Todo tiene un valor

¡Sí, todo!  

Cuando eres capaz de apreciar todo lo que te rodea, sin juzgarlo, te conectas con la energía de vibración más alta del universo. Esa vibración es donde ocurren los milagros. Por eso sólo cuando eres capaz de apreciar radicalmente, podrás atraer mayor bienestar a tu vida.

Y cuando hablo de apreciación radical hablo de apreciar lo bueno y lo malo –aunque ya sabemos que ese juicio es producto de nuestra percepción, porque nada es ni bueno ni malo-.

La apreciación radical es aquella apreciación que incluye absolutamente todo lo percibido y lo pensado. Es decir, apreciamos radicalmente cuando somos capaces de ver objetivamente nuestra realidad. Para que puedas entender esto, definamos ambos conceptos por separado.

  • Apreciación significa reconocer la calidad, el valor, el significado de algo (personas o cosas).
  • Radical significa el extremo.

Por lo tanto, practicar apreciación radical es valorar algo en su totalidad.

La apreciación radical nos ayuda a ampliar nuestro bienestar. Cuando amplias tu visión del mundo y te liberas de los filtros de tu percepción llena de pasado, empiezas a ganar más espacio para tomar decisiones. ¡Sí! Tendrás que expandirte hacia una zona desconocida libre de tus filtros personales; pero recuerda allí hay más opciones listas para ti. Así que para apreciar radicalmente debes estar dispuesta a la aventura de la novedad.

Hoy te quiero hablar específicamente de la apreciación radical personal. Es decir, que tal si empiezas a APRECIARTE radicalmente. Yo no estoy hablando de aceptarte como eres, aunque no te sientas bien. Estoy hablando de VERTE y apreciar todo lo que hay en ti para que sin filtros de víctima o victimaria, puedas empezar a generar los cambios que necesitas para vivir una vida más plena.

¿Qué tal si empiezas a juzgarte menos? ¿Qué tal si no te comparas tanto?

Sabes que no soy una positiva tóxica. Pero espero sepas ya que soy una optimista empedernida. Es decir, soy capaz de aceptar la realidad, y no me limito por ella. Y mi realidad personal incluye mis debilidades y mis oportunidades no aprovechadas por el miedo.  ¿Me sigues?

Déjame explicarte en términos muy sencillos por qué apreciarnos radicalmente puede ser difícil al principio. Los pensamientos generan impulsos eléctricos en la estructura neuronal de nuestro cerebro. Esos impulsos eléctricos crean surcos que generan repuestas automáticas. Imagina un río y sus caudales; el agua navega automáticamente por esos caudales haciéndolos cada vez más marcados y solo cuando ocurre un evento extraordinario puede que cambie de ruta. Lo mismo pasa con nuestro cerebro. Si no practicamos apreciación radical, seguiremos viendo lo mismo (mismo caudal) y reaccionando de la misma manera. ¿Todavía me estás siguiendo?

De nuevo no se trata de ser irrealista y de vivir en una burbuja. Se trata de entender que somos parte de un todo y que solo atreviéndonos a salir de lo conocido podremos crear un futuro pleno.

Si te atreves a empezar a vivir con apreciación radical, escríbele ya mismo a tres [email protected] de mucha confianza y pídeles que te digan tres aspectos súper positivos de ti, y tres aspectos súper negativos. ¡Todos tenemos al menos tres de cada uno! Ya por allí tienes suficiente tarea para empezar a cambiar tus caudales de acción y empezar a vivir en plenitud.

¡Recuerda, deja de vivir en automático y empieza a vivir en Automágico!

Con cariño,

Dr. G

Deja un comentario