Esta práctica herramienta calcula tu impacto ambiental por la forma en que compras y cuidas tu ropa

Huelladecarbono

En estos días, parece que el apocalipsis climático no es una realidad distante, sino algo que se desarrolla ante nosotros en tiempo real, con incendios en Australia y el calentamiento de los océanos a tasas equivalentes a cinco bombas atómicas cayendo cada segundo. Mientras tanto, ¿qué se supone que debe hacer la persona promedio?

Muchas de las cosas más impactantes que podemos hacer por el planeta implican cambios importantes en el estilo de vida. Podríamos seguir el ejemplo de Greta Thunberg y negarnos a viajar en avión. Podríamos cambiar nuestras dietas y dejar de comer carne. Pero también puedes hacer un cambio relativamente indoloro: alterar tu relación con tu armario. Con ese fin, ThredUp, una enorme tienda de consignación en línea, ha creado una herramienta llamada Green Story (que calcula el impacto de tu huella de carbono a través de los diferentes comportamientos de consumo) que estima tu propio impacto personal en función de cómo compras y cuidas tu ropa.

La novedosa calculadora de huella recientemente lanzada invita a responder 12 preguntas sencillas, como la frecuencia con la que compras ropa nueva y si compras principalmente en línea o en la tienda. Luego identifica cuál es tu huella personal de moda y la compara con el promedio nacional, que es de 1,620 libras de carbono al año.

Quizás puedes pensar que tus hábitos de transporte son el mayor contribuyente personal al cambio climático, pero la industria de la moda es en realidad más devastadora para el planeta que la industria de las aerolíneas. Un estudio reciente encontró que la ropa y el calzado representaron 3.990 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono en 2016, que es más del 8% del impacto climático global. Otro descubrió que la fabricación de textiles, la mayoría de los cuales se destina a la confección, representa 1.200 millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero anualmente, lo que es más que todos los vuelos internacionales y viajes de envío marítimo combinados. Por lo tanto, la huella de carbono de tu armario es más grande de lo que podrías pensar.

La nueva herramienta de ThredUp es útil porque no solo te ayuda a comprender tu impacto. Junto a cada pregunta, proporciona muchos consejos basados ​​en evidencias que te ayudan a reducir tu huella de moda.

Algunos de estos consejos son de autoservicio, por supuesto, ya que ThredUp está en el negocio de vender ropa de segunda mano, y los análisis del ciclo de vida de las prendas han encontrado que comprar prendas usadas en lugar de nuevas reduce tu huella de carbono entre un 60% y un 70%. Dado que la mayoría de los impactos de una prenda sobre el carbono ocurren al principio de la cadena de suministro, a nivel de producción de materias primas y fabricación en fábricas, está eliminando todo este impacto. Y la herramienta también señala que no todas las prendas tienen el mismo impacto. Los jeans, por ejemplo, que tienen un elaborado proceso de fabricación, tienen cuatro o cinco veces la huella de carbono de, por ejemplo, una camiseta. Si vas a comprar productos de segunda mano, tiene sentido centrarse en los artículos con mayor consumo de carbono.

Pero la herramienta también ofrece muchas otras sugerencias, no relacionadas con el modelo de negocio de ThredUp. Por ejemplo, en la sección donde se pregunta si tiendes a comprar en línea o en la tienda, hay una barra lateral que explica que comprar en la tienda tiende a tener un mayor impacto de carbono que comprar en línea ya que, para la mayoría de los estadounidenses, ir a una tienda generalmente implica conducir. Si bien el envío de ropa a las casas también tiene un impacto, es menor porque la ropa se consolida de manera eficiente. Y si deseas reducir aún más tu impacto, puedes optar por omitir el envío urgente, lo que reducirá tu huella en un 50% adicional.

La forma en que cuidas tus prendas también puede tener un gran impacto en tu huella de moda. La herramienta de ThredUp señala que el hogar promedio de EE UU, lava entre cinco y seis cargas de ropa por semana, lo que genera 55 libras de emisiones de carbono. Todo este lavado es malo para el planeta y también hace que la ropa se degrade más rápido. Las tres cuartas partes del impacto de carbono de la ropa proviene de secar la ropa a máquina, por lo que tiene más sentido secarla al aire. Y lavar la ropa en agua fría reduce su impacto de carbono en otro 10%.

La calculadora también hace un guiño a otras iniciativas sostenibles que suceden en la industria de la moda. Alquilar un artículo de Rent the Runway, por ejemplo, aumenta el número de veces que se usa durante su vida útil (al igual que la compra de segunda mano), lo que reduce su impacto de carbono en un 30%. Y comprar a marcas que diseñan de manera sostenible, como Patagonia, Allbirds, Reformation y Amour Vert, también puede disminuir su impacto, aunque es más difícil cuantificar exactamente cuánto. Estas marcas tienden a usar telas con un impacto menor, como poliéster reciclado y tencel, lo que se suma a una menor huella de carbono.

Al final, cambiar sus hábitos de compra es mucho más fácil que hacer todos sus viajes transatlánticos en barco en lugar de avión, por lo que repensar nuestra huella de moda es una forma razonable de ayudar a abordar el cambio climático. Como la herramienta de ThredUp señala con razón, reducir su huella de moda no se reduce a un solo paso, sino que cambia todo su enfoque de la ropa. Esto significa comprar menos ropa, obtenerla de fuentes más ecológicas y lavarla de manera más responsable. Colectivamente, a medida que los consumidores avanzan hacia un modelo más consciente de consumo de ropa, este impacto se sumará.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.