Estudio arroja nueva luz sobre la crisis de liderazgo corporativo de mujeres latinas en EE UU

Estudio arroja una nueva luz sobre la crisis de liderazgo corporativo de mujeres latinas en EE UU

Los autores señalan que la crisis de COVID-19 es la oportunidad que pudieran tener los grandes negocios para detener la ola de ejecutivas latinas que abandonan sus filas, o perder la influencia que tienen sobre el poder adquisitivo hispano de $1.7 trillones indefinidamente

A medida que más estados aflojan sus órdenes de quedarse en casa, un estudio publicado hoy por Network of Executive Women (NEW) y la plataforma de marketing hispana Latinarrific, plantea preguntas interesantes sobre si la pandemia COVID-19 va, ultimadamente, a revertir o acelerar la crisis de liderazgo corporativo de las latinas en EE UU.

Diseñado para examinar por qué el talento latino de alto nivel sigue despidiéndose de la América corporativa a un ritmo alarmante, en un momento en que el poder adquisitivo anual de los hispanos se acerca a US$1.7 trillones, el estudio proporciona información esencial de aquello que impulsa el avance profesional de las latinas y cómo las empresas pueden identificar, promover y retener mejor a las líderes latinas, obteniendo así una ventaja competitiva en el mercado.

“En una manera que no se hubiera podido predecir, muchos de los rasgos que las profesionales latinas en nuestro grupo focal citaron como inconvenientes dentro del lugar de trabajo tradicional, dominado por hombres blancos— expresividad, empatía, deseo de equilibrio entre la vida laboral y personal— se han convertido en una posición celebrada durante el trabajo de casa, en medio de la pandemia COVID-19”, dijo la coautora del estudio Karianne Gómez, VP de Valor Estratégico de NEW. “Lo que queda por ver, mientras el país se reabre, es saber si los ejecutivos y gerentes de alto rango adoptarán esos atributos únicos que las latinas aportan a la mesa, o por el contrario, volverán a sus viejos reglamentos, forzando un grupo de talentos latinos inspiradas y motivadas (que ya de por sí representa el sector de pequeños empresarios de mayor crecimiento del país) a huir de las corporaciones americanas con aún más prisa”, añadió Gómez.

Entre las 36 ejecutivas latinas de nivel medio y superior entrevistadas, la mayoría dijo que no sentían que encajaran fácilmente en la cultura corporativa típica de EE UU. Si bien esto podría celebrarse desde una perspectiva de diferencias y fuerza, las ideas del estudio muestran que bastantes empresas anulan o ignoran la diversidad latina.

Barreras de la inclusión

Los factores que impiden que las latinas vean oportunidad de un auténtico avance en las grandes corporaciones incluyen:

Colectivismo vs Individualismo – Después de haber crecido en una cultura colectivista donde el bien del grupo triunfa sobre los deseos individuales, muchas latinas aprendieron desde una edad temprana a ser desinteresadas, generosas y a respetar las figuras de autoridad. Dentro de la cultura muy individualista de los negocios en los Estados Unidos, donde se valora la asertividad, independencia y el rechazo, a menudo los gerentes ven a las latinas como menos “hambrientas” o personalmente descalificadas para avanzar.

‘Demasiado latina’ vs. Reservada – La seriedad corporativa contrasta directamente con el uso de las manos al hablar y la expresión apasionada que la mayoría de las latinas aprendieron como claves esenciales para la comunicación. Las participantes de los grupos focales describieron que se les percibe como “aquellas que tienen un temperamento latino”, que son “reinas del drama” o “demasiado sensibles”, todo mientras ellas intentan discernir qué significan esas expresiones neutrales que sus compañeros de trabajo mantienen en las reuniones.

Personalismo vs. ‘familiar’ – El tacto y la proximidad física son formas comunes de conectarse personal y respetuosamente con alguien al hacer negocios en las culturas latinas, sin embargo, esto puede ir más allá de las reglas de amistad que existen en los sitios de trabajos estadounidenses.

Dar prioridad a la familia vs. ‘Lo que sea necesario’ – Muchas latinas ponen un énfasis significativo en pasar tiempo junto a la familia; algo que las empresas americanas dicen valorar, pero que a menudo no se adapta bien al entorno laboral. Las ejecutivas latinas entrevistadas rechazaron la noción de que priorizar a la familia disminuye el compromiso con la carrera o evita que se pueda completar el trabajo con éxito. Ellas quizás lleguen a cenar a casa con más frecuencia que sus contrapartes masculinas tradicionales, pero ese enfoque equilibrado es parte de la diversidad y el valor que las latinas aportan.

“El patrimonio cultural de una latina la ha preparado genéticamente para el cambio de paradigma que ha sido trabajar desde el hogar, impulsado por COVID-19”, dijo la coautora del estudio Arminda Figueroa, VP de Estrategia y Audiencia de Latinarrific. “Liberada del estrés de las niñeras, el cuidado de adultos mayores y viajes diarios, por ejemplo, ella puede tomar ventaja de su potencial como ‘Jefe de la casa’ y estar allí para su familia mientras administra su horario y aprovecha su naturaleza, logrando así un trabajo de alta calidad”, agregó Figueroa.

Próximos pasos

El reporte de NEW, Latinas in Corporate America – A Foot in Two Worlds: Elevating the Latina Experience, comparte estrategias accionables para compañías que buscan atraer, crecer y retener líderes latinas en esta coyuntura crucial. El entrenamiento para despegarse de estereotipos e inteligencia emocional, los programas de patrocinio intencional y medidas que vinculen las evaluaciones de desempeño ejecutivo con los marcadores de diversidad e inclusión, son algunos de los pasos que los autores del estudio afirman como clave para crear conexiones auténticas, generando ganancias con el talento latino.

Para ver o descargar el informe completo, visite www.newonline.org/latina.

Deja un comentario