Facebook y Twitter eliminan las publicaciones de algunos líderes mundiales sobre información falsa

President Jair Bolsonaro and Health Minister Luiz Henrique Mandetta Hold a Press Conference about the Coronavirus (COVID-19)

Facebook y Twitter han eliminado las publicaciones en redes sociales del presidente brasileño Jair Bolsonaro. Ambas redes sociales tomaron dicha acción tras considerar que el mandatario latinoamericano estaba difundiendo información errónea sobre COVID-19.

El domingo, Twitter eliminó dos de los tuits de Bolsonaro, videos de él mismo elogiando el uso de la hidroxicloroquina, un medicamento contra la malaria, para tratar el coronavirus y pidiendo el fin rápido de las medidas de distanciamiento social en el país.

«Twitter anunció recientemente la expansión de sus reglas para cubrir contenido que podría estar en contra de la información de salud pública proporcionada por fuentes oficiales y podría poner a las personas en mayor riesgo de transmitir COVID-19», dijo un portavoz de Twitter a Fox News con respecto a la eliminación del tuit de Bolsonaro. 

«Lo que he estado escuchando de la gente es que quieren trabajar», dijo el líder brasileño en uno de los videos. «Brasil no puede parar o nos convertiremos en Venezuela».

Facebook hizo lo mismo el lunes por la noche, eliminando los mismos videos de las cuentas de Facebook e Instagram de Bolsonaro. Esto se produjo después de que Twitter eliminara un tuit recomendando una receta casera para combatir el coronavirus, compartido por el dictador venezolano, Nicolás Maduro.

Bajo el mismo criterio, Twitter también eliminó un tuit del abogado personal del presidente Trump, Rudy Giuliani, alegando que la hidroxicloroquina «ha demostrado tener una tasa 100% efectiva para tratar COVID-19». Giuliani había estado citando un tuit del fundador de Turning Point USA, Charlie Kirk. Un portavoz de Twitter confirmó a Fox News que ambas cuentas habían sido bloqueadas temporalmente.

De manera similar, Facebook actualizó su política y dijo que «eliminaremos la información errónea relacionada con COVID-19 que podría contribuir a un daño físico inminente».

El medicamento contra la malaria hidroxicloroquina había llamado la atención en las últimas semanas después de que un pequeño estudio francés encontró resultados prometedores.

El 21 de marzo, el presidente Trump tuiteó sobre la droga:

La hidroxicloroquina y la cloroquina son medicamentos antipalúdicos, mientras que Zithromax, o azitromicina, es un antibiótico.

En una declaración publicada el domingo, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (HHS) publicó una declaración anunciando que 30 millones de dosis de sulfato de hidroxicloroquina y un millón de dosis de fosfato de cloroquina se habían donado a una reserva nacional y posiblemente podrían usarse para tratar pacientes con coronavirus o en ensayos clínicos.

Se informo que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) les había permitido «ser distribuidos y prescritos por médicos a pacientes adolescentes y adultos hospitalizados con COVID-19, según corresponda, cuando un ensayo clínico no está disponible o no es factible».

Un estudio en curso por la Universidad de Washington en conjunto con la Universidad de Nueva York tiene como objetivo investigar la efectividad de la hidroxicloroquina.

Los investigadores buscan inscribir a 2.000 participantes que son «contactos cercanos de personas diagnosticadas con COVID-19 confirmados o pendientes», según un comunicado que anuncia el estudio.

«Actualmente no sabemos si la hidroxicloroquina funciona, pero aprenderemos en el menor tiempo posible cuál es el resultado», dijo la investigadora principal Ruanne Barnabas en el comunicado.

Al momento, el mundo ha enfrentado 885.687 casos de coronavirus y 44.216 muertes. EE UU superó el martes a China en su número de muertes reportadas públicamente, registrando hoy 4.102 fallecimientos.

Deja un comentario