Guaidó en Caracas: Mecanismos de presión contra el régimen seguirán en aumento

Guaido
El presidente encargado de Venezuela El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, habla desde la Plaza Bolívar, al este de Caracas, a su regreso de una gira internacional de 23 días. Yuri CORTEZ / AFP

REDACCIÓN.- El presidente encargado de VenezuelaJuan Guaidó, se dirigió al país este martes desde la plaza Bolívar de Chacao, al este de Caracas, a la que llegó a las 7:15pm (hora local), tras regresar de una gira internacional que duró 23 días.

El mandatario, en un discurso de no más de 30 minutos en los que no hubo intercambio con la prensa, aseguró que “Venezuela no está en venta” y que “tenemos el respaldo para una segunda independencia”.

Tras saludar a los embajadores de Italia y Francia y a los diputados que se presentaron para escuchar las directrices del mandatario, Guaidó, que sorteó insultos y represalias al llegar al aeropuerto internacional de Maiquetía, recibió la ovación del pueblo que lo esperaba y le coreaba “valiente, valiente, valiente” y “sí se puede, sí se puede”.

“Era previsible que una dictadura que se ve sola tuviera ese comportamiento, como lo tuvo el 5 de enero, el 7”, añadió Guaidó, y advirtió que frente a esa postura del régimen de Nicolás Maduro, “la respuesta es la gente en las calles con nuestros diputados. Hoy tenemos el respaldo para una segunda independencia”.

“Cobardes”

Guaidó tildó al dictador Maduro, y a todo su entorno, de “cobardes”. Pues las amenazas que recibió durante su gira, en las que se indicaba que podía ir preso al regresar a la nación caribeña no se cumplieron.

Acá hay una dictadura cobarde. Los desafíe y entramos a Venezuela”, siguió el mandatario, que adelantó que mañana sesionará en la Asamblea Nacional a las 10 de la mañana. “Son cobardes porque están solos, no representan a nadie. Cobarde Nicolás. Ya te derrotamos hace tiempo. El pueblo quiere vivir con tranquilidad. Por ahí volvieron a desfilar todos los voceros, que me iban a meter preso. Aquí estamos en la calle, con la gente, con nuestra gente para enfrentar la situación. Sabíamos que harían su show (…)”, destacó.

Tras su viaje al exterior, Guaidó solicita al pueblo no abandonar la lucha y su petición “a todos, es que nos tenemos que hacer sentir. En cada espacio nos tenemos que hacer sentir. Si nos escuchan. A veces pensamos que estamos solos, pero el mundo nos escucha”.

El líder opositor no adelantó qué habló en cada una de sus reuniones, pero aseguró que “los mecanismos de presión, por polémicos que sean, seguirán aumentando”.

“Fuimos a buscar el compromiso y lo conseguimos. 28 años que un presidente venezolano no se presentaba en Davos. Desde allí nos traemos el compromiso de que puede ver una mejora económica pronto. Hay muchas empresas que quieren invertir en Venezuela” afirmó el presidente, que adelantó que se creará el Fondo para Venezuela, que se anunciará en los próximos días.

“Venezuela no está en venta. Es de los venezolanos y queremos construir nosotros nuestro futuro. Se debe respetar la constitución. Para farsa no nos prestamos, para soluciones sí”, dijo Guaidó, que aseguró que después habrá tiempo para hablar acerca de la reuniones y presiones que aplicará cada país al régimen chavista.

“Venezuela va a ser libre democráticamente por el sacrificio de todos los venezolanos. Gracias por permitirme representarnos. No nos vamos a rendir, les pido que no se rindan. Que lo vamos a lograr. Que vamos a ver a Venezuela progresar y renacer con su gente y con su fuerza”.

Guaidó hizo un llamado a todos los dirigentes políticos a la unión, pues asegura que “ese es el factor determinante y que nos tiene aquí firmes para lograr la victoria”.

Reencuentro familiar

El presidente legítimo de Venezuela cerró su discurso, además de con un mensaje eufórico para el pueblo, con un frase esperanzadora para los millones de venezolanos que están en el exilio.

“Los dejo porque quiero ir a abrazar a mi hija (Miranda), como muchos otros lo van a hacer. Esto representa este encuentro”, afirmó el líder opositor que emprendió viaje el 19 de enero por Colombia, Europa y EE UU.

El reencuentro que tendrá esta noche Guaidó con su hija, es el que sueñan millones de venezolanos que han visto cómo sus familias se separan para buscar una mejor calidad de vida ante la crisis humanitaria que ha conllevado la dictadura de Nicolás Maduro.

Guaidó, en este lado humano, también lamentó la muerte de la diputada Addy Valero, quien falleció el 22 de enero tras perder la batalla ante un cáncer.

“Estando en Bruselas recibí una noticia muy dura. En la noche reunidos con todos los embajadores recibí la noticia de la muerte de Addy. Tambíen hoy es un tributo a ella y a esos pacientes que luchan todos los días”, rememoró el mandatario, quien se entristeció porque esta situación la padecen miles de venezolanos con frecuencia.

FUENTE: REDACCIÓN

Contenido autorizado para su reproducción por ©DiarioLasAméricas.

Deja un comentario