La Casa Blanca prepara a la población y anuncia «dos semanas muy dolorosas» 

EEUUCoronavirus

El grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca pidió el martes a los estadounidenses que cumplan con las pautas de distanciamiento social extendidas por la administración para frenar la propagación del coronavirus.  Por su parte, el presidente Donald Trump advirtió a los estadounidenses que se preparen para «dos semanas muy dolorosas» y advirtió sobre miles de muertes más relacionadas con el virus.

El presidente Trump le dijo a los estadounidenses que se preparen para «dos semanas muy dolorosas» y advirtió sobre miles de muertes más relacionadas con el virus.

«La curva de aumento está llegando, y está llegando bastante fuerte», dijo el presidente en la sala de reuniones de la Casa Blanca en una larga conferencia de prensa que duró más de dos horas.

La extensión de las pautas de distanciamiento social se produce después de que el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, y otros funcionarios de salud pública del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca advirtieron siniestramente que, incluso si EE UU continuara haciendo lo que estaba haciendo, manteniendo la economía cerrada y la mayoría de los estadounidenses en sus hogares, el coronavirus aún podía dejar entre 100.000 y 240.000 muertes y millones infectadas por COVID-19.

Sin ninguna medida para mitigar la propagación del contagio, esas proyecciones saltan a entre 1.5 y 2.2 millones de muertes por COVID-19.

La dra. Deborah Birx, coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, habla sobre el coronavirus en la Sala de prensa James Brady Press de la Casa Blanca, el martes 31 de marzo de 2020, en Washington. (Foto AP / Alex Brandon)

«Es absolutamente crítico que el pueblo estadounidense siga las pautas», dijo Trump durante la sesión informativa. «Es una cuestión de vida o muerte».

Las nuevas pautas de «30 días para frenar la propagación», presentadas en la conferencia de prensa, son una extensión de la estrategia que la Casa Blanca implementó hace poco más de dos semanas e incluye orientación sobre el distanciamiento social, trabajar desde casa, lavarse las manos con frecuencia, y evitar cualquier viaje innecesario.

Si bien Trump intentó tranquilizar a los estadounidenses de que el país finalmente superaría la pandemia, se negó a endulzar la gravedad de la pandemia y dijo que la batalla contra el contagio será peor en las próximas semanas.

«Este va a ser un período difícil de dos semanas», dijo Trump. «Como nación, vamos a tener dos semanas realmente difíciles. Nuestra fuerza será probada y nuestra resistencia será medida”.

Asimismo el mandatario agregó: «Serán dos o tres semanas muy malas. Serán tres semanas como nunca antes habíamos visto».

El cambio en el tono marca un cambio abrupto por parte de Trump, quien pasó gran parte de la semana pasada apuntando al 12 de abril como el día en que quería ver el país abierto y «ansioso porque llegara» el domingo de Pascua.

Fauci y la Dra. Deborah Birx, coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, dijeron que la proyección de 100.000 a 240.000 muertes todavía es muy posible, pero Fauci dijo que el gobierno federal está trabajando «muy duro para reducir ese número». Birx agregó que la cantidad de muertes podría reducirse mediante la atención médica adecuada y el distanciamiento social.

Las predicciones de los modelos tienen el aumento de las muertes en el verano.

«No hay una bala mágica, no hay vacuna ni terapia mágica. Son solo comportamientos», dijo Birx, y agregó que serían esos comportamientos los que podrían cambiar» el curso de la pandemia viral».

El presidente también expresó su conmoción y tristeza por las imágenes de cuerpos siendo cargados en remolques refrigerados en su ciudad natal de Queens, Nueva York.

Un aumento en las muertes en el epicentro de la crisis en EE UU, ha abrumado las morgues permanentes de la ciudad y ha llenado los espacios de almacenamiento en muchos hospitales. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias está enviando 85 camiones refrigerados para servir como morgues temporales, dijo la ciudad.

«Observé a los médicos y enfermeras entrar al hospital [en Elmhurst, Queens] esta mañana y es como si los militares entraran en batalla, entraran en guerra. La valentía es increíble», dijo Trump sobre los trabajadores médicos en el vecindario donde creció. «Si estuviera usando un sombrero, me lo quitaría rápidamente y diría: ‘Ustedes son simplemente increíbles'».

Nueva York ha sido el punto caliente más mortífero de la nación, con alrededor de 1.550 muertes en todo el estado, la mayoría de ellas en la ciudad de Nueva York, que se prepara para que las cosas empeoren en las próximas semanas. El número de muertos en EE UU por el coronavirus subió a más de 3.600 personas el martes, eclipsando el recuento oficial de China.

Un hospital de emergencia de 1.000 camas establecido en el gigantesco Centro de Convenciones Javits comenzó a recibir pacientes sin coronavirus para ayudar a aliviar el abrumado sistema de salud de la ciudad. Se esperaba que un buque hospital de la Armada con 1.000 camas que llegó el lunes comenzara a aceptar pacientes el martes.

Trump envió naves hospitalarias de 1.000 camas a puntos críticos de coronavirus

Para la mayoría de las personas, el coronavirus causa síntomas leves o moderados, como fiebre y tos. Pero para otros, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud existentes, puede causar síntomas graves como la neumonía.

Deja un comentario