OPINIÓN |Eduardo Sapene | Venezuela: “Bella Ciao”

OPINIÓN |Eduardo Sapene | Venezuela: “Bella Ciao”
Eduardo Sapene

El pasado 13 de Marzo, el dictador de Venezuela Nicolás Maduro le estaba hablando a los venezolanos en cadena nacional de televisión, sobre la cuarentena nacional que extendió por varias semanas más, y le pareció muy buena idea recomendarles que se vieran los últimos capítulos de la trama de la serie de televisión de Netflix ‘La casa de papel’.

“Recomiendo muy especialmente ‘La casa de papel’ cuarta temporada. Muy buena. La vimos el fin de semana. Me gustaría conocer a los actores y actrices de ‘La casa de papel’. Son como familia de uno. Buenísimo”.

Mi profesor de cine en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) de Caracas nos señalaba siempre que una de las características fundamentales, de una buena producción cinematográfica, es la identificación que se logre entre el espectador y la trama o con algunos de sus personajes. Es por ello que no nos extraña que la serie de marras haya despertado el interés de Maduro, al extremo de convertirse en su mayor agente de promoción y publicidad.

Para los que no hayan visto la serie o no hayan oído hablar de ella, cosa que dudamos, dado su éxito mundial les damos algunos detalles de la misma a manera de sinopsis:La casa de papel’ cuenta la historia de un atraco perfecto, el más grande y sofisticado de la historia, en la Fábrica de Moneda y Timbre de España. Quien idea este plan es ‘El Profesor’, lleva años diseñando hasta el más mínimo detalle y nada tiene que fallar. Para ello, recluta a siete personas muy diferentes, pero que tienen algo en común: no tienen nada que perder. Este pasado mes de abril se estrenó con gran éxito la cuarta temporada de la serie, superando las expectativas de audiencia y en su último episodio el suspenso es creado como antesala a una quinta temporada.

Pero mi intención no es hablar de ‘La casa de papel‘, sino del por qué la fascinación del dictador caribeño con la trama y la identificación con sus personajes, por el paralelismo que se establece con la realidad venezolana de los últimos 20 años.

Desde la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999 comenzó el más grande y sofisticado atraco a las arcas de la nación venezolana, un robo perfecto en el cual cerca de 30 millones de venezolanos fuimos despojados de los dineros que, como ciudadanos, nos corresponden para alimentación, salud, obras de infraestructura, educación, entre otras. En síntesis: El robo más grande en la historia de la humanidad.

Aunque hoy se hace difícil cuantificar la magnitud de lo que ha sido defraudado a la nación, por el llamado Socialismo del Siglo XXI (Periodos Chávez-Maduro), algunos especialistas coinciden en señalar un monto cercano a los tres trillones de dólares americanos, correspondientes en su gran mayoría a los ingresos por concepto de la llamada renta petrolera.

En ‘La casa de papel‘ los delincuentes llevan un alias con nombres de ciudades como: Tokio, Lisboa, Helsinki, Denver, etc. En nuestro paralelismo los podríamos identificar como: Sabaneta, Cúcuta, Furrial y hasta Caracas, dependiendo del origen de cada quién pero lo que no podemos es soslayar que “El profesor” y su hermano, genios del engaño, que diseñaron el plan del robo más grande de la historia, durante años, sean otros que Fidel y Raúl Castro.

En la tercera y cuarta temporada de ‘La casa de papel’, “El Profesor” y los delincuentes, no satisfechos con el cuantioso hurto, en papel moneda, planifican un nuevo robo, esta vez de todas las reservas del oro de España. Lo que también ocurre en nuestra historia paralela con el oro de Venezuela.

El oro venezolano está siendo sustraído de las bóvedas del Banco Central de Venezuela y de las reservas del llamado “Arco minero”  por un nuevo integrante de la banda delictiva, conocido con el alias de “Irán” y que junto a “Rusia” y “China” han incrementado sus riquezas, en su sociedad comercial con Maduro, a costillas del saqueo del patrimonio del pueblo venezolano, hoy empobrecido, hambriento y hasta masacrado, añadiendo, así, a la trama el genocidio como un elemento dramático que se desarrolla en paralelo, ante la mirada indiferente de los regímenes de las llamadas izquierdas del mundo.

El final de la serie ‘La casa de papel‘ es aún desconocido. Todo dependerá de la decisión de sus productores de continuarla o finalizarla en su quinta temporada.

El final de nuestra historia paralela de Venezuela sí pareciera estar llegando y cuando eso ocurra todos los ciudadanos libres del mundo cantaremos al unísono: Venezuela: “Bella Ciao”!

1 COMENTARIO

  1. Genial Eduardo, la serie se diferencia de nuestra tragedia en algo que parece sencillo, La Casa de Papel es una ficción, muy bien lograda, al punto de que la gente quiere que triunfen los malos, los ladrones. En cambio Venezuela no es una serie imaginada, es una realidad donde el noble y sometido pueblo venezolano observa día a día como una camada delincuencial les quita , les roba cualquier esperanza, creando ruinas y hambre, Espero que la 5ta temporada de Casa de Papel termine despues!!!

Deja un comentario