Trump anuncia que la cifra de muertos en EE UU podría llegar a 100.000 y acusa a China de encubrimiento

Trump anuncia que la cifra de muertos en EE UU podría llegar a 100.000 y acusa a China de encubrimiento

El presidente Donald Trump predijo el domingo por la noche que el número de muertos por la pandemia de coronavirus que asola el país podría alcanzar la cifra de 100.000 fallecidos en EE UU. 

Trump, quien pronosticó el mes pasado que se perderían 60.000 vidas, reconoció que el virus había resultado más devastador de lo que se esperaba, sin embargo considera que los parques y playas deberían comenzar a reabrir y que las escuelas podrían reanudar las clases en persona para este otoño.

«Vamos a perder entre 75, 80 y 100.000 personas», dijo en una reunión virtual con Fox News. «Eso es algo horrible. No deberíamos perder a una persona más por esto».

Asimismo las tensiones entre Washington y Pekín aumentaron al presidente Trump intensificar las críticas a China. Trump acusó al gobierno chino de haber cometido un «horrible error» en su respuesta al coronavirus y de organizar un encubrimiento que permitió que el patógeno se extendiera por todo el mundo.

“Mi opinión es que cometieron un error. Intentaron cubrirlo, trataron de apagarlo pero no pudieron apagar el fuego», dijo Trump el domingo por la noche durante una conferencia virtual con Fox News. 

Finalmente, China suprimió la enfermedad con un duro cierre, pero los expertos en salud pública han criticado a Beijing por retener información y actuar demasiado tarde.

Trump, quien ha sido objeto de fuertes críticas por su manejo de la crisis, también emitió la última de una serie de acusaciones por parte de miembros de su administración que culpan a China por la creación y propagación del virus.

«Vamos a presentar un informe muy sólido sobre exactamente lo que creemos que sucedió», dijo Trump. «Y creo que será muy concluyente».

El secretario de Estado Mike Pompeo fue aún más explícito y dijo el domingo que el coronavirus se originó en un laboratorio de investigación en Wuhan, China, donde apareció el virus por primera vez.

Eso entra en conflicto con el juicio de la mayoría de los virólogos y de las agencias de inteligencia de EE UU, que consideran que el virus «no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente».

Pompeo, aseguró que había » enormes evidencias» de que el coronavirus provenía del laboratorio, pero luego se negó a proporcionar detalles. 

Las teorías no son mutuamente excluyentes: algunos funcionarios que han examinado los informes de inteligencia, aun clasificados, dicen que es posible que un animal infectado con el coronavirus en el laboratorio haya sido destruido y que un trabajador de laboratorio haya sido infectado accidentalmente en el proceso. Pero esa es solo una de las muchas teorías que aún se están examinando.

Por su parte, China ha negado previamente que el virus se haya originado en un laboratorio.

El editor en jefe de The Global Times, un tabloide nacionalista controlado por el Partido Comunista Chino, condenó a la administración estadounidense por hacer acusaciones sin presentar evidencias.

«No pueden solo decir que hay enormes evidencias, Pompeo debería presentarlas al mundo», escribió el editor, Hu Xijin, en Twitter. «Al exigir investigar el laboratorio de Wuhan, están tratando de crear una controversia y un enfoque continuo, para engañar al público estadounidense».

La agencia de noticias estatal china Xinhua lanzó un video animado con figuras similares a Lego que representan a los dos países que se burlan de la respuesta de EE UU al virus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.