Ariana Grande demanda a Forever 21 por 10 millones de dólares

ArianaGrande

La popular cantante Ariana Grande demandó a Forever 21 por US$10 millones, acusando al minorista de moda y a la compañía de belleza iniciada por las hijas de sus fundadores, de aprovecharse de su fama e influencia para vender sus productos.

En una queja presentada el lunes, Grande dijo que Forever 21 y Riley Rose se apropiaron indebidamente de su nombre, imagen y música, incluso mediante el empleo de una modelo de aspecto «sorprendentemente similar», a través de una campaña de redes sociales a principios de este año.

Esta estrategia se inició tras culminar sin éxito las conversaciones entre la intérprete y la popular marca,  tras conocerse que Forever 21 no pagaría lo suficiente por «una celebridad de la talla de Grande», cuyos avales a largo plazo generan millones de dólares en honorarios.

Ariana tiene más de 65 millones de seguidores en Twitter y 163 millones de seguidores en Instagram. Una parte central de la base de fanáticos se superpone a los mercados objetivo de Forever 21 y Riley Rose.

«Forever 21 no comenta sobre litigios pendientes según la política de la compañía», declaró la corporación en un comunicado. «Dicho esto, mientras disputamos las acusaciones, somos grandes partidarios de Ariana Grande y hemos trabajado con su compañía de licencias en los últimos dos años. Esperamos encontrar una solución mutuamente aceptable y poder seguir trabajando juntos en el futuro”.

Fundada en 1984, Forever 21 cuenta actualmente con 815 tiendas en 57 países.
Sus fundadores, Do Won y Jin Sook Chang, poseen una fortuna estimada en US$1.5 mil millones según la revista Forbes. Por su parte, sus hijas, Linda y Esther Chang, inauguraron la primera boutique Riley Rose en 2017.

De acuerdo con la queja de Grande, Forever 21 y Riley Rose se apropiaron indebidamente de al menos 30 imágenes y videos, incluido el uso de audio y letras de su reciente sencillo «7 Rings«.

La demanda de Grande en la corte federal de Los Ángeles busca daños y perjuicios por infracción de derechos de autor y marca registrada, respaldo falso y violación de sus derechos de publicidad.