Las personas que madrugan son más felices, más productivas y ganan más dinero

Finance

¿No eres una persona mañanera? Tenemos algunas tristes noticias para ti. Un par de encuestas relacionadas realizadas por Amerisleep encuentran que los madrugadores registran niveles de productividad, salarios y calidad de vida más altos que los que duermen hasta más tarde. 

Amerisleep encuestó por separado a 510 “madrugadores” (aquellos que normalmente se levantan entre las 4 a.m. y las 7 a.m.) y 506 “no tan madrugadores” (este grupo se despierta entre las 8 a.m. y las 12 p.m.), para estudiar cuánto influye la hora de iniciar la actividad diaria tanto en el estado de ánimo como el salario y calidad de vida. La encuesta también desglosó los resultados por generaciones para ver cómo las rutinas matutinas varían según dicha demográfica.

Entre el grupo de los “madrugadores”, específicamente en las generaciones de los Baby Boomers, Gen X y los Millennials, la hora de despertar más común es a las 6 a.m., al menos el 40% del tiempo. Pero el hecho de que sea el momento más favorecido para despertarse no significa que produzca la mayor productividad. Según la encuesta, las personas que se levantan al amanecer (sí, estamos hablando de las 4 a.m.) respondieron que se sentían «altamente productivas» el 71% de las veces, en comparación con las personas que duermen hasta las 11 a.m., que son el grupo con menos probabilidades de ser productivos (solo son productivos el 36% del tiempo).

En promedio, los «madrugadores» ganan US$45.725 al año, casi US$15.000 más por año que el salario promedio (US$30.835). Aquellos que se ponen de pie entre las 4 a.m. y 5 a.m, aprovechan el día al máximo (US$ 48.582 y US$48.339 respectivamente), mientras que los que suelen levantarse de la cama al mediodía ganan menos de un ingreso promedio (US$22.689).

Los madrugadores también tienden a ser más felices y satisfechos con su calidad de vida. Según el estudio, solo la mitad de ellos afirmó haber sido siempre así, mientras que la otra mitad tuvo que hacerlo o decidió convertirse en madrugadores. La mayoría dijo que su trabajo inspiró el cambio, algunos lo hicieron simplemente por mejorar su estilo de vida, mientras otros se vieron obligados a hacerlo una vez que tuvieron hijos, y un grupo considerable declaró que comenzaron gracias a que el ejercicio, los animó a comenzar más temprano su rutina.